Una cosa que ha hecho bien el gobierno español en la gestión del COVID-19: la centralización de decisiones

June 22, 2020

Imaginemos que España fuera un proyecto. Un proyecto con una dificultad extrema: tiene 50 millones de Stakeholders a los que satisfacer. Imaginemos que en este proyecto, hace menos de un año, los stakeholders decidieron que el equipo de Project Management no les gustaba y decidieron cambiarlo por otro. Se establecieron así unos nuevo objetivos para los próximos cuatro años de proyecto.

Imaginemos además, que los mandos intermedios de éste proyecto tuvieran una gran autonomía y capacidad decisoria. Además, dentro de estos mandos intermedios, existen algunos que debido a sus stakeholders quieren salirse del proyecto e iniciar uno propio.

En medio de todas estas circunstancias aparece un riesgo que se convierte en una crisis grave. Además un riesgo, en principio, dificilmente localizable. Ésta grave crisis afecta al proyecto de una manera fulminante.

Lo que acabamos de ver, es la situación previa de nuestro proyecto ante la crisis del COVID-19.

Centralizar las decisiones

Es algo que normalmente no gusta a los mandos intermedios. Durante el COVID-19 se ha establecido en España el estado de alarma que todos y todas hemos padecido. Durante este estado de alarma el gobierno central asume una serie de competencias que normalmente dependerían de las Comunidades. En el fondo, lo que ha hecho, es lo que normalmente se hace en una crisis grave de un proyecto: centralizar las decisiones.

Centralización, project management

Esta medida ha sido tomada a lo largo de la historia no sólo en España durante el COVID-19, si no en todo el mundo durante las crisis graves. Por poner algunos ejemplos:

En resumen, todos los países suelen tomar la decisión de centralizar las decisiones durante las crisis. Si queremos observar qué ocurre si no hacemos esto podemos localizar fracasos por no hacerlo:

Aspectos positivos de la centralización

La centralización tiene una serie de ventajas que favorecen poder salir de las crisis en el menos tiempo posible y con una menor afección a los recursos del proyecto. Estos son:

Como hemos podido comprobar, las ventajas son muchas y, sobre todo, muy importantes en una situación como ésta. Analicemos las desventajas.

Antes de acabar el análisis, me gustaría remarcar que la centralización de decisiones no quiere decir que éstas recaigan en una sola persona. Esto depende del tamaño del proyecto. En un caso como el proyecto España, estas decisiones tienen que recaer en un equipo amplio. Como parece que ha sido el caso.

Tan sólo me queda acabar con una nota de optimismo: puedo sentir en el ambiente que todo y todas queremos salir adelante y recuperar con esfuerzo nuestra normalidad y, sobre todo, nuestra capacidad productiva y económica. Así que después de lo ocurrido, sólo podemos mirar hacia adelante y crecer.

Y es que como decían en aquella película de Nolan:

«La noche es más oscura antes del amanecer»


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish (UK)
es_ESEspañol en_GBEnglish (UK)